La Crisis Económica Pone a Prueba la Resiliencia del Sector de Turismo de Brasil

La Crisis Económica Pone a Prueba la Resiliencia del Sector de Turismo de Brasil

por Marília Borges, Investigadora Asociada, Euromonitor International

Brasil está pasando actualmente por un fuerte ciclo recesivo, con índices de inflación altos, tasas de cambio volátiles y reducción del Producto Interno Bruto (PIB). En 2015, la economía brasileña sufrió una contracción del 3,8% -el peor desempeño en un cuarto de siglo-. Esa situación económica negativa, asociada a la inestabilidad política, está colmando a los brasileños de dudas con relación al futuro próximo. A pesar de que la devaluación del real hizo nuevamente que el país fuera un destino menos caro -y por lo tanto más atractivo- para los turistas internacionales, observamos que el turismo en Brasil vive un período difícil tanto en el segmento nacional como en el emisivo. Por consiguiente, el sector de turismo del país está con problemas para enfrentar no solo la situación macroeconómica desfavorable, sino también los consumidores más sensibles al precio, que están repensando sus opciones de viaje, a fin de adecuarse a sus ingresos restringidos.

Adopción de opciones digitales para hacer mejores negocios

En búsqueda de negocios menos caros, los brasileños están haciendo buen uso de sus millas acumuladas y hasta optando por viajes más cortos. Y no solo eso: los consumidores están buscando opciones de hospedaje más accesibles, al hacer un uso más intensivo de plataformas peer-to-peer como Airbnb y HomeAway AlugueTemporada en viajes de ocio. El país tiene un excelente potencial para esos alquileres particulares, dada la magnitud de su población joven y el crecimiento continuo del número de usuarios de Internet, que llegó al 60% de la población en 2015. La turbulencia económica refuerza ese potencial a medida que los avisos en esas plataformas aumentan porque la gente está buscando maneras alternativas de ganar dinero.

Todavía en el campo digital, vale notar que Brasil es líder latinoamericano en ventas de viajes a través de Internet y de dispositivos móviles. Las transacciones minoristas mediante Internet, por ejemplo, llegaron a R$ 17 mil millones en 2015 y, a pesar de la base relativamente grande, registrará una tasa de crecimiento anual compuesta del 8% (a precios de 2015) hasta 2020, lo que representará la quinta tasa más alta de América Latina. El aumento del porcentaje de hogares con smartphones y acceso a Internet y la fuerte participación de los brasileños en las redes sociales serán impulsores clave de ese desempeño. Sin embargo, los consumidores del país desconfían de las condiciones de seguridad para la realización de negocios online, lo que continúa impidiendo que las ventas de viajes por Internet obtengan todavía más espacio en Brasil.

El alquiler de vehículos puede llegar a una cierta consolidación

Aunque segmentos específicos todavía consigan encontrar su camino, inclusive en condiciones económicas difíciles, eso no puede aplicarse a ciertos players del mercado. En ese sentido, la situación macroeconómica adversa normalmente hace más caro al endeudamiento de las empresas de alquiler de vehículos pequeñas e independientes. Así, los principales players logran ganar participación en el mercado a expensas de los pequeños, que eventualmente reducen la flota o incluso dejan ese ramo.

Esto es particularmente notable en Brasil, donde el sector de alquiler de vehículos es altamente fragmentado y los players pequeños e independientes representan un gran porcentaje (43%). Además de beneficiarse de posibles adquisiciones de empresas más pequeñas, los grandes players podrán presenciar un impulso en las ventas en Rio de Janeiro debido a las Olimpíadas. Por ejemplo, Localiza Rent A Car, mayor empresa de alquiler de vehículos de Brasil, es uno de los patrocinadores oficiales del evento.

¿Los brasileños dejarán de viajar?

En general, en lo que se refiere a la manera como los brasileños consumen turismo, es seguro decir que ya lo han puesto en su canasta de consumo. No obstante, como ahora los presupuestos están más apretados, tuvieron lugar algunos cambios importantes, como los destinos y la duración de los viajes. Otra variación significativa -que se cree que ha llegado para quedarse- es el mayor uso de alternativas más baratas en servicios como hospedaje, por medio de plataformas peer-to-peer. Así, a pesar del contexto económico desafiante, no se espera que los consumidores de Brasil que se abstengan de viajar.

Sobre Euromonitor International

Euromonitor International es el principal proveedor mundial de inteligencia empresarial y análisis estratégico de mercado. Tenemos más de 40 años de experiencia en la publicación de informes de mercado internacionales, libros de referencia sobre negocios y bases de datos online de mercados consumidores. Nuestra base de datos Passport Travel ayuda a reorientar hipótesis y a revelar nuevas oportunidades con perspectivas globales sobre las tendencias de cada categoría en 210 países en todo el mundo. www.euromonitor.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.