La fe que mueve el turismo

La fe que mueve el turismo

La mayor estatua católica del mundo está en Rio Grande do Norte

La vocación de Santa Cruz para el turismo religioso viene desde su fundación. Una historia que se caracteriza por leyendas de fe y por la devoción a Santa Rita de Casia. Hoy, uno de los grandes polos del turismo de Rio Grande do Norte, el municipio con nombre santo es conocido como Ciudad Santuario y es uno de los principales itinerarios del turismo religioso del Nordeste. No es en vano que homenajeó a la santa patrona que ha protegido a  la ciudad con una estatua monumental, considerada la mayor imagen católica del planeta.

Santa Cruz está localizada en la región del Agreste de Rio Grande do Norte, a 122 kilómetros de Natal. Inicialmente habitada por indios tapuias, su población se inició en 1831 basada en la actividad agropastoril. Actualmente, gracias a la tradición religiosa y a la fe en Santa Rita de Casia, el turismo incentiva la economía de la ciudad, que desde la construcción de la estatua, en 2010, se ha estructurado cada vez más para recibir a una multitud  de fieles y peregrinos durante todo el año.

La creencia religiosa del santacruceño data del siglo 19. Cuenta la leyenda que un misionero, sabiendo de la tradición del árbol inharé (caucho del amazonas), considerado sagrado por el pueblo, ordenó que se erigiera una cruz con las ramas de ese árbol y se hincara en un pozo donde se enterraron todas las armas de la población. Y así, los males de la región habrían cesado. Por eso, el pueblo recibió el nombre Santa Cruz do Inharé, después abreviado a Santa Cruz.

Años después, la capilla de Santa Rita de Casia sería construida a partir de la imagen adquirida por la hija de uno de los fundadores de la ciudad. Hoy la capilla es santuario y la patrona de Santa Cruz ya recibió más de un millón de fieles provenientes de todo el mundo, sobre todo durante las cuatro peregrinaciones incluidas en el calendario del municipio. El 22 de mayo, cuando tiene lugar la celebración de la santa en el mundo, Santa Cruz recibe más de 60 mil turistas.

La secular capilla todavía existe hoy en día, pero en sus cercanías se construyó el Complejo Religioso Alto de Santa Rita de Casia, en la cumbre del Monte Carmelo, ya conocido en todo Brasil, y compuesto también por una sala de milagros, por la plaza del peregrino, auditorio, tiendas de artesanía, mirador, restaurante, bar, baños y un amplio estacionamiento, además de una estatua que puede avistarse a kilómetros de distancia, fruto de la expresión de amor y fe a la “Santa de las Causas Imposibles”, también considerada Madrina del sertón.

La estatua de Santa Rita de Casia es seguramente la imagen católica más grande del mundo. Son 56 m, casi 50% mayor que el Cristo Redentor de Rio de Janeiro, que mide 38 m. La construcción de la estatua de Santa Rita empezó en 2007 y duró tres años hasta su inauguración el 26 de junio de 2010. La estructura proyectada por el arquitecto Alexandre Azêdo de Lacerda es soportada por una pared de hormigón de ocho centímetros de espesor en toda su extensión.

Santa Rita de Casia es la quinta santa católica con más devotos en todo el mundo. Su historia se caracteriza por renuncias en nombre de la fe, milagros y perseverancia a Dios. Fue beatificada en el año 1627 y canonizada en 1900.

Además del Santuario de Santa Rita de Casia, hay también otros centros de peregrinación religiosa en Rio Grande do Norte que atraen miles de fieles todos los años: el Santuario de Nuestra Señora de las Victorias (Monte do Galo, en el municipio de Carnaúba dos Dantas), el Santuario de Nuestra Señora de las Gracias o de la Santa Niña (en el municipio de Florânia), y el Santuario de Nuestra Señora de los Imposibles (en la Serra do Lima, en el municipio de Patu).

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no necesariamente reflejan la posición de WTM Latin America.

Por Sergio Vilar, SETUR – Rio Grande do Norte

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.