¡Un bravo al Turismo!

¡Un bravo al Turismo!

El 27 de septiembre celebramos el Día Mundial del Turismo y podemos parar un poco para analizar: ¿Cuánto ha cambiado en el sector durante los últimos años? Como profesional de Turismo con bastante tiempo de experiencia, he seguido las diversas transformaciones de una industria que, como decía un gran amigo, “es el negocio de la felicidad”.

Es una de las frases más asertivas en relación al sector: el Turismo es hecho para ser consumido con sonrisas. No por casualidad es uno de los negocios que más crece en todo el mundo. En el año 2000, por ejemplo, fueron en total 677 millones de visitantes internacionales y, en 2016, este número aumentó a 1.200 millones de turistas descubriendo los diversos rincones del planeta (OMT).

Económicamente, tenemos una industria increíblemente activa (y, en diversos casos, salvadora!): movió US$ 7,6 billones en todo el mundo en 2016 (WTTC, 2017), mientras que en 2000 el volumen era de US$ 450 mil millones. El monto que los turistas gastaron en viajes el año pasado representó 6,6% del número total de exportaciones en el planeta.

Además, la industria de viajes y turismo dio lugar a un total de 292 millones de puestos de trabajo en 2016. Lo que significa que 1 de cada 10 empleos está asociado al sector. El Turismo es responsable por 10,2% del PIB mundial.

¿Por qué es importante recordar, constantemente, la relevancia de ese sector? Para que el Turismo no sea visto solo como una compilación de cifras en el balance de fin de año. Esencialmente, el Turismo se hace para las personas y debe destinarse prioritariamente a estas. Detrás de todo balance económico están las personas que desembarcan en un destino y las que ya forman parte de él.

“La industria de la felicidad”. El Turismo no solo se asocia a casi todas las demás actividades del mercado, sino que está  tan fuertemente vinculado con  diversas esferas -social, cultural, ambiental- que podemos aplicarlo a cualquier término relacionado y aun así esta afirmación seguirá siendo válida.

La industria de la paz.

La industria de la tolerancia.

La industria del desarrollo.

Es la industria universal. Es preciso ver mucho más allá de los destinos y sus visitas. En un año de difíciles travesías económicas, de relaciones internacionales oscilantes, de políticas irresueltas y vigentes amenazas, el Turismo nos enseña a abrazar lo nuevo y a respetar lo que ya existe y nos recuerda que no hay nada en este 2017 por lo cual el sector todavía no haya pasado y sobrevivido exitosamente, como lo evidencia su crecimiento a lo largo de las décadas.

Turismo se consume con sonrisas y se hace sonriendo también. Pero hay algo que no cambia: viajar continúa siendo una de las principales actividades de ocio en todo el mundo. ¡Viva el Turismo!

 

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no necesariamente reflejan la posición de WTM Latin America.

Tagged .

Jeanine Pires – Directora de Pires e Associados Jeanine Pires es profesora y profesional especializada en eventos y turismo. Hoy en día actúa en Brasil y en el exterior como directora de Pires e Associados y ya fue presidente de EMBRATUR.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.