“Futuro del turismo brasileño: Acción, diversidad e inclusión”

“Futuro del turismo brasileño: Acción, diversidad e inclusión”

*Por Hubber Clemente (Idealizador Negros e Pretos Afro Turismo e Hotelaria, Cofundador Papo de Hoteleiro e participante de iniciativas de D&I)

Cuando hablamos de prejuicios, tenemos que entender que no se producen por casualidad. Nuestra sociedad se estructuró así durante muchos siglos y sólo recientemente, a mediados del siglo pasado, empezamos a tener acciones más eficaces para combatir los prejuicios y la exclusión. Pero todavía en muchos sectores más tradicionales y conservadores hay mucha resistencia y omisión a estas acciones, como en el turismo brasileño.

Existe una narrativa negativa e ilusoria de que el turismo nacional es diverso e inclusivo, pero en realidad lo ven así porque el sector es un retrato de nuestra sociedad estructuralmente discriminatoria, con sólo un perfil específico en la cima y la “diversidad” en la base. Para simplificar la comprensión cuando digo que el turismo brasileño está estructuralmente discriminatorio, basta con reflexionar y responder a algunas preguntas: ¿cuál es el perfil de las personas que están en la dirección de las principales asociaciones y entidades de clase del sector? ¿Cuántos negros con trenzas o dreads has visto en los hoteles tradicionales? ¿Cuántas personas con discapacidad ha visto trabajando en la recepción de hoteles o restaurantes? ¿Con cuántas personas transgénero ha trabajado? Respondiendo a las preguntas, se puede entender lo que digo.

¿Y cómo cambiar esta situación? En primer lugar, abandonando la negación y la omisión con respecto al tema.  El prejuicio es como un virus, necesita un entorno favorable para sobrevivir, fortalecerse e incluso producir variantes como aprendimos en la pandemia. Un entorno negacionista y omiso es un aliado de los prejuicios. Y sepa que las meras “notas oficiales” que afirman estar en contra de los prejuicios es prácticamente asumir que los apoya. Los prejuicios se combaten con la reflexión, la conciencia y, sobre todo, la acción. Si no tiene acciones efectivas, no se producirá de forma orgánica. De hecho, atraerá a un público con prejuicios que se está combatiendo en varios otros sectores de la sociedad.

No es fácil, pero es totalmente posible que cualquier sector o empresa sea diversa e inclusiva. Empiece por contratar a consultores especializados, preferiblemente con conocimientos del sector, para identificar dónde está el mayor déficit de diversidad e inclusión. Estructure un sólido plan de acción a medio y largo plazo, con acciones continuas a lo largo del año, con los análisis y ajustes necesarios para su eficacia. Y tenga cuidado de no caer en la “trampa” de las acciones superficiales, que pueden volverse en contra de su empresa. También es importante destacar que la diversidad y la inclusión son cuestiones diferentes. Reproduzco una famosa cita de Verna Myers, una de las principales expertas del mundo en diversidad e inclusión empresarial: “La diversidad es invitar al baile, la inclusión es scar a bailar”.

Para pensar y aplicar estas acciones, no faltan buenos ejemplos en otros sectores en los que inspirarse y reflejarse. En los dos últimos años, varias empresas se han dado cuenta de que no había dirigentes negros en los altos cargos y han puesto en marcha programas de formación exclusivamente para negros.  Otras, pensando en tener más mujeres en puestos de liderazgo, han abierto procesos de selección en puestos de dirección exclusivamente para mujeres, con la debida equidad salarial. Otras crearon espacios seguros para que las personas LGBTQIA+ participaran en los procesos de selección, cohibiendo mediante la concienciación, la formación y el castigo a entornos tóxicos. Otras contratan a personas trans, con una estructura inclusiva para que puedan tener tranquilidad y apoyo para ejercer sus funciones profesionales. Y todo esto es posible aplicarlo cuanto antes, lo único que se necesita es la voluntad y la disponibilidad.

El futuro será pronto diverso e inclusivo, a pesar de la resistencia habrá cada vez menos espacio para los ambientes permisivos, omisos con prejuicios. Para que el turismo brasileño no se quede en el pasado, las entidades de clase, las asociaciones, los líderes del sector necesitan actuar con urgencia, porque en todos los sectores de la sociedad, la DIVERSIDAD Y LA INCLUSIÓN SON “PARA AYER”.

Las opiniones expresadas en este texto son las del autor y no reflejan necesariamente la posición de WTM Latin America.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.